Inicio

Perú

Resumen

El presente trabajo de investigación sobre la percepción que tienen los trabajadores sociales sobre su carrera tiene como finalidad dar a conocer tres ideas centrales, la primera qué logros importantes ha alcanzado la carrera, la segunda recoge aspectos importantes sobre su formación académica y profesional, tercero aportes sobre cambios en la carrera. Por mucho tiempo en las ciencias sociales y principalmente en Trabajo Social no se ha auscultado sobre la percepción que tienen los mismos actores sobre la carrera, su desempeño profesional y lo que requieren para hacer su labor eficaz y eficiente en una sociedad global. Esta investigación se realizó bajo el enfoque cualitativo, para tener una aproximación integral se empleó dos técnicas: la entrevista y el análisis documental, la unidad de análisis fue un trabajador social egresado de la Universidad Nacional del Centro del Perú, contando con un total de 45 trabajadores sociales egresados desde 1970 hasta 2013. Se buscó describir la percepción de los profesionales en Trabajo Social. Al analizar las percepciones de los trabajadores sociales podemos llegar a la conclusión que los logros que vienen teniendo los trabajadores sociales en sus centros laborales son trascendentes e importantes, la demanda laboral del trabajador social actualmente es alta, pues existe un reconocimiento de la necesidad de contar con un profesional de trabajo social en las diversas instituciones públicas y privadas pues muestran calidad en su trabajo y eficacia en las labores. El futuro del Trabajo Social es muy alentador tanto en la parte académica como personal de los trabajadores sociales.

Palabras claves: Percepción Social, Trabajo Social, Trabajador social, Formación Profesional, Centro laboral.

Introducción.

En el mundo globalizado en el que vivimos la educación se hace cada vez más necesaria para insertarnos a un mercado laboral que cada día es más complejo, la persona que busca superarse selecciona una carrera profesional de acuerdo a su personalidad y con diversos aspectos pudiendo ser sociales, económicos, académicos entre otros. Montes y Machado (2011) señalan que en la actualidad urge una didáctica centrada en el estudiante enfocando sus esfuerzos en su aprendizaje que le permita construir nuevos saberes con la finalidad de que los alumnos puedan desarrollar habilidades, destrezas y pensamiento crítico encaminándolos a un aprendizaje autorregulado y resolver problemas en su futuro profesional a favor de la sociedad.

La formación universitaria y lo aprendido en aulas debe servir a los futuros profesionales en los campos laborales elegidos, para desempeñarse de manera eficaz y eficiente, lo cual se refleja en la existencia de innovaciones constantes, pues es importante tomar en cuenta la percepción que estos profesionales tienen en relación a su carrera profesional, a su formación académica y recopilar los aportes que nos permitan contribuir en la mejora de la formación de los futuros profesionales.

En tal sentido, por mucho tiempo en las ciencias sociales y principalmente en Trabajo Social no se ha auscultado sobre la percepción que tienen los mismos actores sobre la carrera, su desempeño profesional y lo que requieren para hacer su labor eficaz y eficiente en una sociedad global y competitiva en la que nos encontramos inmersos. En un recuento de la literatura podemos manifestar la existencia de trabajos de investigación sobre la percepción de las funciones que cumple el trabajador social en diversas áreas como son: salud, empresa, educación, gobiernos locales, etc.; donde se recopila información y se analiza cual es la opinión de los usuarios, jefes y equipo sobre la labor que cumple el profesional de la carrera, estos trabajos han sido desarrollados principalmente en España y Argentina.

El presente trabajo busca recopilar la percepción de los trabajadores sociales de campo, egresados de la Universidad Nacional del Centro del Perú desde 1970 hasta 2013; con la finalidad en primer lugar de dar cuenta sobre la percepción que tiene el trabajador social sobre su misma carrera, y reconstruir subjetivamente los elementos que los reconoce como profesionales del Trabajo Social. La percepción que tienen los trabajadores sociales sobre su carrera tiene la finalidad dar a conocer tres ideas centrales, la primera qué logros importantes ha alcanzado la carrera, la segunda sobre la formación académica y profesional, tercero el aporte sobre mejoras en la formación de los estudiantes (Moya, M. 1994),

Materiales y métodos:

La presente investigación se ha ejecutado en la provincia de Huancayo. Es una investigación eminentemente exploratoria, se realizó bajo el enfoque cualitativo, para tener una aproximación más completa e integral se empleó dos técnicas: la entrevista y el análisis documental. Se buscó describir la percepción de los profesionales en Trabajo Social recogiendo información sobre el actual empleo, opiniones sobre logros alcanzados por la carrera profesional, opiniones sobre la formación académica y profesional, así mismo aporte sobre mejoras en la formación de los estudiantes, analizándose de manera conjunta estas informaciones. La población total de nuestra investigación han sido 850 trabajadores sociales que laboran en la ciudad de Huancayo, tomándose como muestra para la investigación 45 trabajadores sociales que laboran en instituciones públicas y privadas de la ciudad de Huancayo. La unidad de análisis han sido un trabajador social por promoción (desde 1970 hasta 2013).

Resultados y discusión:

En la conferencia mundial sobre educación superior en Paris, la Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura (UNESCO. 2009), señaló que “la educación es un bien público y responsabilidad de todas las partes involucradas en impartir enseñanza aprendizaje. La educación superior tiene la responsabilidad de generar conocimiento, investigación, fomentar el pensamiento crítico; asimismo, estar al servicio de la sociedad”. En tal sentido se presenta la discusión de los resultados.

a) Opiniones sobre logros alcanzados por la carrera profesional,

La facultad de trabajo social de la Universidad Nacional del Centro del Perú, es una facultad líder en vista que busca conseguir la calidad de enseñanza de los estudiantes sometiéndose a diversos autoevaluaciones y evaluaciones externa con fines de certificación de calidad que les conlleve a alcanzar la excelencia académica, buscando cumplir estándares de calidad de enseñanza que permite a los egresados insertarse en diversos campos de intervención ocupacional. Es así, que uno de los grandes logros que han podido conseguir los trabajadores sociales en los diversos campos de intervención ha sido el reconocimiento social de nuestra carrera como uno de las profesiones importantes en el trabajo con la comunidad, grupo e individuos, pues como es de nuestro conocimiento en las épocas anteriores la carrera tenía un escaso reconocimiento social, debido a la inespecificidad de las ciencias sociales y otros factores más que contribuían a que la carrera no sea valorada, “el trabajo social no siempre ha sido definido según su naturaleza, ni tampoco ha estado considerado siempre como una tecnología social; a veces ha sido definido como simple actividad, o como un arte, otras –la mayoría de las veces– como profesión, a veces como proceso, otras como servicio y las más recientes que acabamos de examinar como tecnología social” (Rubí, 1990).

Esta información se encuentra validada por nuestros entrevistados, siendo el principal aporte de las trabajadoras de campo la siguiente descripción:

…“Nuestra carrera es tan igual como cualquier otra carrera, la mejor carrera que pueden decir no es el médico, abogado, o cualquier otra carrera, nuestra carrera es tan esencial como la de ellos. Yo pienso que ya se está dando mayor importancia al Trabajo Social. Antes era bien relegado el trabajo social, no se le daba la debida importancia, sino que era un relleno nada más, pero ahora ya existe en algunos centros educativos, pero la presencia del trabajador social en la Instituciones Educativas es trascendente y obligatorio.” (TS 001 1999)

Sin embargo, este reconocimiento que se va teniendo como carrera profesional está ligado con la modernización y la actualización que tenemos en nuestra labor como trabajadores sociales porque es necesario que todos nosotros cambiemos nuestra forma de intervención, pues el desempeño profesional permite que se generen mejores técnicas en la solución e intervención de sucesos trascendentales de acuerdo con la coyuntura existente, donde los profesionales son los que demarcan las líneas necesarias de desarrollo. Pues en la actualidad se valora de manera prioritaria a aquellos profesionales que puedan utilizar nuevas metodologías y herramientas en el desarrollo de su profesión, en tal sentido la entrevistada señala:

A ver, según fueron pasando los años la carrera de trabajo social ha ido cambiando y mejorando en muchos aspectos, por ejemplo les comento que aquellas veces la carrera era considerado como inusual, es mas muchos no sabían en qué consistía y pues prácticamente solo las ingenierías eran válidas…sin embargo según el paso de los años estas ideas fueron cambiando…ya que la carrera tomaba más cancha en el terreno como quien dice…es así que hoy en día la carrera profesional ya es más reconocida y se encuentra mucho más inmersa en el mercado laboral…por ello ahora la carrera es más completa pienso yo…ahora con las apariciones de las tecnologías como las computadoras, el internet, de alguna manera ha contribuido también para el crecimiento y un mejor desenvolvimiento académico y profesional…incluso ahora puedes realizar tus especializaciones, que por cierto son muchas, esa es una de las grandes ventajas que ahora se tiene no…existen muchas áreas en la que tú puedes elegir y tal vez no solo puedes ver por una opción si no por varias…prácticamente son como las teclas del piano, ahora tu puedes tocar todas las teclas desde el inicio hasta el final, por eso a comparación de años atrás hoy hay más demanda” (TS 010 – 2013)

Es importante considerar que “los trabajadores sociales han contribuido a la construcción de los pilares de la protección social y en especial al sistema público de Servicios Sociales en su proceso histórico de defensa de los derechos de la ciudadanía. En la actualidad, ejercen en los distintos niveles de la Administración en todo el territorio, es decir, en instituciones estatales, autonómicas y municipales de los distintos sistemas de protección social como la educación, sanidad, penitenciarias, vivienda, justicia, ocio y tiempo libre, urbanismo y servicios sociales, sean de gestión pública, ámbito concertado con el tercer sector o empresas, gestión privada o practiquen el ejercicio libre de la profesión” (Pastor & Martínez-R, 2014, pág 19).

b) Formación académica y de formación profesional

En relación a la formación académica y profesional abordaremos un aspecto importante que tiene que ver con el concepto de trabajo social, pues es importante señalar que al tener definido el concepto de trabajo social también se tiene delimitado la naturaleza del trabajo social (metodologías, niveles, funciones, entre otros). El trabajo social, “constituye un tipo de actividad específicamente humana, pueden ser consideradas como una praxis. Y como tal, las profesiones presentan la característica esencial de ser un tipo de actividad humana en la que el conocimiento y la acción se integran dialécticamente, en función de propósitos prácticos de modificación de cosas o situaciones reales” (Rubí, 1990).

Los trabajadores sociales utilizan el concepto de trabajo, identifican los cambios que se viene desarrollando en la carrera, sin embargo, siguen teniendo un concepto tradicional, lo que uno percibe puede ser diferente de la realidad objetiva porque cada persona tiene su propia percepción de las cosas de acuerdo a sus intereses, experiencias e incluso, a sus estados de ánimo y esta percepción, está limitada por muchos factores tales como: el lenguaje, la cultura y la sociedad además de la experiencia (aprendizaje) y la memoria. La percepción implica interpretación y más que un fenómeno sensorial, es una conducta que se forma a partir vivencias personales y sociales que permiten desarrollar el conocimiento. Best (1997) afirma que “la percepción se logra con una combinación de procesos cognitivos, unos que elaboran el código sensorial y otros son inferencias que parten de nuestro conocimiento del mundo”. A continuación, se describe, la respuesta de un trabajador social entrevistado:

La carrera de trabajo social es muy amplia, en esta institución lamentablemente me preocupa porque no le dan la importancia a lo que es el trabajo social acá, simplemente lo ven como si fuera una atención asistencial, los trabajadores no se dan cuenta que nuestra labor no es solo asistencial , sino que también tenemos varias funciones: educativa, de gerencia, de gestión, gestión administrativa pero a veces acá lo tergiversan lo ven como si el trabajo social fuera el organizar cumpleaños, llevarlos al hospital… netamente esas no son nuestras funciones. (TS 021 – 2009)

Nuestro informante ratifica que nuestro trabajo ya no es asistencial sino integral:

En cuanto al trabajo social ellos piensan que solo nosotros le vamos a ayudar cuando no tienen dinero y nada más, pero no es así; piensan que le vamos a dar un asistencialismo, pero ahora hay que hacerles entender que nuestro trabajo ya no es asistencial sino ahora ya abarca muchas cosas más, como te decía ya es una intervención mucho más integral” (TS 032 – 2010)

“El trabajo social es una actividad llevada a cabo bajo una óptica concreta: La intervención social, es decir, una acción organizada y desarrollada intencionalmente para modificar unas condiciones sociales consideradas como no deseadas y en orden a mejorar la calidad de vida, la autonomía y la solidaridad. Esta actividad profesional se operativiza en el ámbito de la política social, de la acción social y los servicios sociales, dando respuesta a un área específica de necesidades y problemas sociales, bajo un enfoque integrado y globalizador. Esta actividad, en el proceso hacia el mejoramiento y modernización de las estructuras e instituciones de la sociedad, promueve la participación de los individuos y grupos, estimulando y fomentando el establecimiento de relaciones conscientes y solidarias” (Rubí, 1990).

Como se ha podido describir en las diversas percepciones de los trabajadores sociales frente al concepto de trabajo social, podemos conjeturar que el trabajo social es una disciplina de las ciencias sociales, que interviene frente las demandas, necesidades, problemas y potencialidades del individuo, grupo o comunidad; aplicando su metodología de intervención profesión utilizando técnicas y procedimientos propios, basados en diversas teorías: psicológicas, sociales, antropológicas, económicas; promueve el desarrollo de las habilidades y capacidades de los usuarios mediante el uso de recursos de la comunidad y del individuo para ayudar y promover a este a superar conflictos derivados de su interrelación con el medio en el que se desenvuelve.

c) Aporte sobre mejoras en la formación de los estudiantes

Las demandas de los trabajadores sociales de campo se ven reflejadas en la atención de la solicitud de cambio o la actualización de la malla curricular, sabemos que la naturaleza de intervención del trabajo social son las necesidades y problemas de nuestra sociedad, nuestra sociedad no es estática, al contrario nuestra sociedad es dinámica por ello nuestra intervención debe de responder a las necesidades y demandas del mercado laboral, según la información brindada por nuestras entrevistadas refieren que los teórico y lo práctico está divorciado:

…“seguir reforzando el plan curricular de la misma facultad ,un poco tiene que mirar el horizonte y sobre todo la demanda de qué profesionales está necesitando nuestro país ,que tipo de profesionales queremos que ingrese realmente, con que enfoque queremos que salgue ,si son un enfoque tradicionalista o un enfoque de contribución a algo”. (TS 017 – 2005)

En este contexto, Paredes y Inciarte (2006) manifiestan que debe existir una articulación teórico y práctico en la formación de los profesionales en sus diversos niveles de formación más aún si son estudios de especialización, esta articulación es un elemento importante para el desarrollo de la enseñanza - aprendizaje. En este sentido, la inclusión de la práctica profesional en la malla curricular pone de manifiesto un aspecto formativo donde se definen los requerimientos individuales y colectivos de la persona y la sociedad en su conjunto, de este modo la teoría y la práctica han de ser inseparables.

En este orden de ideas Álvarez, C. (2015) argumenta que “la desarticulación de la teoría y la práctica sufren desencuentros que constituyen un problema a lo largo de la vida profesional, la disparidad que existe entre la producción de los conocimientos (teóricos) y su puesta en las instituciones (práctica) afecta de manera significativa en los estudiantes siendo el usuario el receptor de la formación profesional, las universidades son unos de los gestores de este desencuentro teórico – práctico”

Es importante indagar la brecha existente entre la enseñanza teórica y práctica profesional impartida en las instituciones de educación superior, como se describió anteriormente la sociedad se encuentra en constante cambios y se encuentra inmersa en el mundo globalizado, en este contexto es importante cerrar las brechas existentes durante la formación profesional de los futuros profesionales. La formación profesional en trabajo social ha cambiado radicalmente en las últimas décadas. Esto, debido a la globalización y al avance de la tecnología, que demandan lograr mayores capacidades y competencias, la facultad debe relacionar el interés de los docentes con los intereses de los profesionales de campo; a su vez corresponder con los interés, demandas y necesidades de nuestros grupos de interés.

Conclusiones:

  • Los logros que vienen teniendo los trabajadores sociales en sus centros laborales son muy importantes, como el reconocimiento de la necesidad de contar con un profesional de trabajo social en las instituciones públicas, privadas y las organizaciones de base. Es trascendente hacer referencia al reconocimiento de la carrera de trabajo social, tanto en la calidad de su desenvolvimiento profesional como en la eficacia de su intervención profesional.
  • En cuanto a la percepción que tiene sobre la formación profesional, en relación a la percepción de trabajo social podemos decir que muchos profesionales tienen diversos conceptos de qué es el Trabajo Social, dichas percepciones frecuentemente parten de sus sentimientos hacia la carrera, otros de la relación que tienen con la población beneficiaria. Sin embargo, un porcentaje significativo de los trabajadores sociales entrevistados tienen un concepto claro del trabajo social y reconocen la naturaleza y especificidad del trabajo social, pues describen e identifican el proceso metodológico de intervención profesional, la utilización de técnicas e instrumentos, niveles de intervención profesional.
  • El futuro del Trabajo Social es muy alentador tanto a nivel académico y a nivel personal, la acreditación de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Nacional del Centro del Perú, la enseñanza y la malla curricular tiene que estar acorde a los estándares académicos como también a las demandas del mercado ocupacional. Para responder las demandas de los trabajadores sociales de campo se debe ofrecer cursos de actualización, especialización, Maestrías y Doctorado en nuestra carrera.

Bibliografía:

Álvarez, C. (2015). Teoría frente a práctica educativa: algunos problemas y propuestas de solución. Perfiles educativos, 37(148), 172-190.

Best, J. (1997). Psicología cognoscitiva. EUA: Universidad del Este de Illinois

Montes, N., y Machado, F. (2011). Estrategias docentes y métodos de enseñanza aprendizaje en la Educación Superior. Humanidades Médicas, 11(3), 475- 488.

Moya, M. (1994), Percepción de personas. En J.F. Morales (Coord.), Psicología Social (pp.93-119). Madrid: McGraw-Hill.

Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura UNESCO (2009). Conferencia mundial sobre educación superior en Paris.

Paredes, I y Inciarte, A (2006). Relación teórica - práctica en el quehacer curricular de la mención educación básica integral. 12 (2), 124-147

Pastor, E. & Martínez-Román, M. (2014). El trabajo social ante el reto de la crisis y la Educación Superior. En E. Pastor & M. Martínez Román, Trabajo social en el siglo XXI. Una perspectiva internacional comparada (págs. 13-21). Madrid: Editorial Grupo 5.

Rubí, C. (1990). Introducción al trabajo social, Barcelona.

Mg. Ricardo Soto Sulca
Licenciado en Trabajador Social de la Universidad Nacional Centro del Perú. Magister en Sociología de la PUCP. Con estudios de doctorado en Antropología, Con estudios sobre Infancia, Diplomado en Estudios Culturales, entre otros. Experiencia de trabajo: Pas-Decano de la Facultad de Trabajo Social de UNCP, Profesor Principal en las materias de Investigación y Cultura y sociedad. Director de la ONG C.C. J.M. Arguedianos que trabajo con Niños y adolescentes, jóvenes; elaboración de proyectos de promoción, programas de capacitación y publicaciones en temas de Infancia y Cultura Andina.

 

Mg. Julissa Karent Muñoz Rojas
Licenciada en Trabajo Social de la Universidad Nacional Centro del Perú. Magister en Políticas Sociales mención Promoción de la Infancia de la UNCP, diplomado en gerencia social, salud ocupacional, entre otros. Experiencia de trabajo: docente en la Facultad de Trabajo Social de UNCP, área de bienestar laboral en empresas públicas y privadas; experiencia en elaboración de proyectos en línea de desarrollo social y especificidad de Trabajo Social.

  • 1