Inicio

Latinoamérica

Declaración del Secretario General de IFSW

El trabajo social está respondiendo extremadamente bien a la crisis de COVID 19 a pesar de que muchos países informan de la falta de equipos de protección, apoyo y recursos. IFSW envía un mensaje: felicitaciones a todos los trabajadores sociales en su función esencial de salvar vidas.

Hemos superado algunos desafíos y hay más por delante. El papel del trabajo social en la defensa de que los servicios sociales permanezcan abiertos y se adapten a las condiciones ha sido en gran medida exitoso. Por ejemplo, los servicios sociales que desarrollan planes específicos para apoyar a las personas sin hogar y otros grupos vulnerables se han avanzado en muchos países. La creación de líneas telefónicas directas que brindan asesoramiento familiar y seguridad directa cuando se produce violencia doméstica también está avanzando en muchos países.

Hay muchos desafíos éticos que enfrentan los trabajadores. En condiciones de bloqueo, los dilemas son comunes. En muchos países, cuando un miembro de la familia muere, la familia no sabe dónde se guarda el cuerpo, ya que las ceremonias fúnebres se suspenden o retrasan. La gente no puede abandonar sus hogares. En el dolor de la familia, ¿dice el trabajador social "el cuerpo está descansando temporalmente en una iglesia en otra ciudad, porque no hay otras instalaciones?" El trabajador social teme que, en su dolor, la familia pueda romper las condiciones del toque de queda. Otro dilema ocurre cuando los recursos permiten solo una de las dos opciones, ¿proporcionar alojamiento para las personas sin hogar o combatir el aislamiento de los ancianos?

Estos desafíos éticos se están cumpliendo profesionalmente a medida que los trabajadores desarrollan marcos para la toma de decisiones basados ​​en la Declaración de Principios Éticos de la profesión y las circunstancias únicas. En países con infraestructuras débiles de servicios sociales y de salud proporcionados por el estado, los trabajadores sociales se centran en enfoques de desarrollo comunitario, proporcionando educación y promoviendo la responsabilidad comunitaria.

A través del intercambio diario con miembros de todo el mundo, también estamos aprendiendo la importancia de que los trabajadores sociales mezclen esperanza y visión dentro de las comunidades en las que trabajan. Esto representa un aspecto crucial de la práctica profesional del trabajo social. Sabemos que el cambio ocurre desde la base hacia arriba.

Como profesión, hemos sido testigos muchas veces de cómo las situaciones de crisis presentan oportunidades para reconstruir sociedades mejores, más inclusivas y más estables. Nuestro papel como trabajadores sociales es llamar la atención sobre las soluciones sociales a largo plazo. Esta crisis no es la excepción.

Como somos testigos de la solidaridad masiva combinada y del estrés, el papel del trabajo social es también trabajar más allá de las presiones actuales y ayudar a las comunidades y sociedades a traducir sus preocupaciones en soluciones a más largo plazo. Para muchas comunidades, esto puede ser servicios sociales, de vivienda y de salud proporcionados por el estado. Otros, al mirar hacia adelante, pueden ver la fortaleza en el desarrollo comunitario y de base. Otros aspiran a la igualdad de oportunidades para que sus hijos asistan a la escuela y tengan acceso a la nutrición. Algunas sociedades querrán una gobernanza participativa significativa y estructuras sociales que promuevan la inclusión, la confianza y la confianza. Para la mayoría, todo lo anterior y el deseo de vivir en un mundo global se basan en los derechos, la igualdad y la sostenibilidad.

En todas las situaciones de crisis masiva, el mundo no será el mismo que antes. Como profesión que comprende millones de profesionales altamente calificados, la voz del trabajo social debe apoyar y facilitar una visión más allá de esta crisis. Una visión de sociedades mejores, respetuosas y sostenibles. Una visión donde nuestros sistemas sociales pueden erradicar activamente las condiciones que han llevado a enfermedades que se desarrollan y explotan en el contexto del cambio climático y la pobreza.

Los trabajadores sociales en todos los niveles tienen las habilidades y la capacidad no solo para abordar la seguridad de hoy sino para traducir el miedo, la pena y la pérdida en empoderamiento y transformación social.

Para obtener más información sobre la función de trabajo social y los informes de los miembros de IFSW, visite www.ifsw.org .

Dr. Rory Truell, Secretario General de IFSW


  • 1

  • 1