Celats

100 razones para entender por qué el 8M paró el mundo

El 8 de marzo se llevó a cabo una nueva huelga mundial de mujeres. Las movilizaciones feministas se multiplicaron en más de 50 países, convocando millares de manifestantes ¿Estamos en presencia de un nuevo fenómeno de masas? ¿Ganará aún más impulso esta creativa y poderosa forma de lucha por la igualdad? ¿Por qué las mujeres se movilizaron nuevamente en todo el mundo? Aquí compartimos 100 razones que permiten entender este movimiento. Hay miles.

Por Laura Lopresti / Pablo Gentili

El 8 de marzo, millones de mujeres en todo el mundo fueron a la huelga.

La acción ha interpelado de manera directa a los gobiernos y a los organismos internacionales, a las empresas y a las organizaciones gubernamentales, a las policías y a los ejércitos, a los partidos políticos y a los sindicatos, al mundo del deporte y a la industria del espectáculo, a los medios de comunicación y a las empresas que los administran, a las iglesias y a los profesionales de la fe, a las escuelas, a las universidades y al sistema científico. La huelga nos ha exigido que abandonemos la hipocresía de sostener discursos o acciones favorables a la igualdad, pero que nunca se cumplen o que se encarnan de forma inocua en sociedades patriarcales, machistas y racistas. La huelga nos exige que ampliemos y mejoremos nuestras leyes y que hagamos de nuestras democracias una plataforma efectiva para construir y garantizar derechos.

El 8 de marzo mujeres de más de 50 países exigieron justicia, igualdad, reconocimiento y derechos. Lo hicieron…

1. Porque el mundo se ha comprometido a garantizar 17 objetivos del desarrollo hasta el año 2030. Y porque todos estos objetivos están atravesados por el desafío de construir condiciones efectivas de igualdad de género. Sin embargo, esta dimensión, así como el propio Objetivo 5 (“lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas”) no avanzan o lo hacen de forma muy lenta, siendo los que se encuentran más lejos de ser alcanzados.

2. Porque todos los días miles de mujeres son violadas, torturadas, asesinadas, mutiladas o quemadas por sus parejas, sus ex parejas y familiares o por desconocidos.

3. Porque 49 países todavía no poseen leyes que protejan a las mujeres de la violencia doméstica.

4. Porque la violencia de género no sólo es una práctica habitual en los países más pobres, sino también en los más ricos.

5. Porque en España, en el año 2017, 99 mujeres fueron asesinadas y, en Estados Unidos, en el 2015, más de 1.600.

6. Porque América Latina es una de las regiones con mayor índice de femicidios del mundo. Durante el año 2016, más de 5 mujeres fueron asesinadas por día, o sea, 1.875 casos sólo en un año.

7. Porque a las mujeres, cuando las matan, las matan sus maridos o compañeros. En Estados Unidos, el 93% de las mujeres asesinadas murieron en manos de una persona cercana o con la que convivía. 64% de las norteamericanas asesinadas, murieron en manos de sus propias parejas.

8. Porque gran parte de las mujeres asesinadas no son víctimas de ningún robo, delito ni víctimas de una violación. Gran parte de las mujeres que son asesinadas, lo son sin otro motivo que el desprecio por su vida, su libertad y su dignidad. Las matan porque son simplemente, mujeres.

9. Porque la violencia de género la sufren con mayor intensidad las mujeres más pobres.

10. Porque a las mujeres más pobres no las protegen los estados, especialmente en los países menos desarrollados. Muchas veces, tampoco, en los países más ricos. En Estados Unidos, la tasa de femicidio de las mujeres negras es de 2,43 por cada 100 mil habitantes. La tasa de femicidio de las mujeres blancas es de 0,96.

11. Porque hace un año, el 8 de marzo de 2017, en Guatemala, 56 niñas internadas en una institución pública que debía protegerlas, denunciaron que sufrían abusos sexuales y diversas formas de violencia por parte de algunos funcionarios. Porque por hacerlo, fueron encerradas en una habitación. Porque para llamar la atención de las autoridades realizaron una pequeña fogata que pronto se transformó en un pavoroso incendio. Porque imposibilitadas de escapar, 41 de ellas murieron carbonizadas y 15 quedaron gravemente heridas. Porque aunque gritaban desesperadas y sus guardias estaban observándolas desde afuera, no les abrieron la puerta. Porque nadie fue aún condenado. Porque así, con brutal crueldad e indiferencia, mueren miles de niñas cada año en América Latina y el mundo. Porque lo que explica el subdesarrollo de nuestras naciones no es el atraso económico, sino el desprecio hacia la vida de nuestras niñas y niños. Porque un 8 de marzo, 41 niñas murieron en una institución de Guatemala que debía protegerlas. Porque se llamaba Hogar Seguro Virgen de la Asunción y porque debían haberlo llamado “infierno”.

12. Porque, en el mundo, 1 de cada 5 mujeres experimenta violencia física o sexual cada año.

13. Porque de los 25 países más peligrosos del planeta para las mujeres, 14 son latinoamericanos. Por día, son asesinadas, al menos, 12 mujeres en América Latina.

14. Porque, en el mundo, 21 millones de personas han sido víctimas de trata. De ellas, más del 70% son mujeres y niñas.

15. Porque la trata de mujeres y niñas está fundamentalmente destinada al tráfico sexual, mientras que la trata masculina al tráfico laboral.

16. Porque México es uno de los países del mundo con mayor incidencia de femicidio y de trata de mujeres y niñas. En 2016, 2.764 mujeres fueron asesinádas y más de 3 mil niñas, con edades entre entre 14 y 17 años, fueron desaparecidas. En una década, en México, fueron asesinadas 23.800 mujeres. Y casi todos estos crímenes han permanecido impunes.

17. Porque, en el mundo, hay 122 mujeres muy pobres con edades entre 25 y 34 años por cada 100 hombres con la misma edad.

18. Porque, en Latinoamérica, esa cifra es aún más alta, siendo la región del mundo con mayor pobreza femenina relativa: 132 mujeres por cada 100 hombres.

19. Porque cuando una mujer se divorcia tiene dos veces más chances de ser pobre que un hombre.

20. Porque más de 300 mil mujeres mueren cada año por causas relativas a su embarazo.

21. Porque el 99% de las mujeres que mueren por causas relativas a su embarazo viven en países pobres.

22. Porque gran parte de esas muertes podrían evitarse con atención primaria y con cuidados mínimos de salud que requieren muy poca inversión y, a veces, la simple presencia de un médico.

23. Porque las complicaciones en el embarazo y en el parto son la principal causa de muerte de niñas y de adolescentes en el mundo.

24. Porque 18 países del mundo aún permiten legalmente que los maridos impidan trabajar a sus esposas.

25. Porque en 39 países del mundo las mujeres no tienen los mismos derechos de herencia que los hombres.

26. Porque miles de mujeres y niñas, muchas de ellas embarazadas, mueren ahogadas y abandonadas cada año tratando de cruzar el Mediterráneo en busca de refugio, cuidado y seguridad.

27. Porque miles de mujeres y niñas viven en campos de refugiados en condiciones de hacinamiento, con hambre, frío y humillación.

28. Porque más del 80% de la población desplazada del mundo son mujeres, niñas y niños.

29. Porque cada año se producen más de 55 millones de abortos en todo el mundo.

30. Porque la mitad de los abortos se realizan en condiciones precarias y sin garantías mínimas de seguridad y protección.

31. Porque el 97% de los abortos inseguros se llevan a cabo en los países asiáticos, africanos o en América Latina.

32. Porque más de 700 millones de mujeres y niñas se casaron antes de cumplir los 18 años.

33. Porque miles de niñas y mujeres son obligadas a casarse por estar embarazadas, y porque muchas deberán casarse con quien las ha violado.

34. Porque, en América Latina, un tercio de las mujeres que se han casado antes de los 18 años y cerca de 10% antes de cumplir los 15 años.

35. Porque Latinoamérica tiene la segunda tasa de embarazos adolescentes del mundo y África la primera.

36. Porque más de 200 millones de niñas y mujeres han sufrido mutilación genital en, al menos, 30 países.

37. Porque en países como Arabia Saudita, Egipto, Filipinas, Irán, Maldivas, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo, Sri Lanka, Sudán y Yemen, una niña podría ser condenada a muerte.

38. Porque aún existen más de 350 niños y niñas palestinos presos en las cárceles y centros de detención de Israel. Porque el Estado de Israel actúa de forma arbitraria y violenta contra miles de niñas y jóvenes como Ahed Tamimi de 17 años, quien, por defenderse de la prepotencia policial en su propia casa, hoy se encuentra presa y podría enfrentar una condena de 10 años de prisión.

39. Porque el 90% de las víctimas de los conflictos armados son civiles y porque el 80% de ellas son mujeres, niños y niñas.

40. Porque el obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, ha dicho que la libertad de la mujer se corrompe cuando ejerce su derecho a decidir.

41. Porque el Cardenal de Madrid, Carlos Osoro, ha dicho que la Virgen María haría huelga el 8M.

42. Porque al obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, casi le da un infarto cuando escuchó las palabras del cardenal de Madrid.

43. Porque al obispo de Alacalá. Juan Antonio Reig Puig, no le dio el infarto que parecía que le daría cuando escuchó las palabras del cardenal de Madrid.

44. Porque las iglesias pentecostales y los sectores ultraconservadores de la iglesia católica propagan que la llamada “ideología de género” destruye los valores de la familia y corroe el papel de la mujer como gendarme del hogar.

45. Porque las iglesias pentecostales y los sectores ultraconservadores de la iglesia católica no han parado de crecer en los barrios más pobres, apoderándose de espacios públicos, de centros educativos y de medios de comunicación.

46. Porque en regiones como América Latina, después de algunos grandes avances en materia de igualdad, parece que estuviéramos regresando a la Edad Media.

47. Porque en Irán, cuando una mujer se saca el velo en público es detenida por “perturbar el orden público”
48. Porque en Irán cuando una mujer asiste a un partido de fútbol puede ser detenida.

49. Porque las hinchadas de los equipos de fútbol, en países que consideran abominable que una mujer sea detenida por ir a un estadio, casi siempre son sexistas y discriminadoras, entonando cantos y consignas que constituyen un verdadero inventario de aberraciones homofóbicas.

50. Porque a los pobres siempre se los discrimina, pero a las mujeres negras, árabes, indias, sudamericanas, africanas o migrantes pobres, se las discrimina mucho más.

51. Porque la publicidad gráfica y televisiva persiste en tratar a las mujeres como un objeto sexual sin cerebro, sin inteligencia e irremediablemente frívolas.

52. Porque para muchos seres humanos del sexo masculino, una mujer no es otra cosa que un culo y un par de tetas desplazándose en el limitado rango visual que alcanza a registrar su estrecha capacidad mental.

53. Porque el patriarcado y el machismo existen.

54. Porque el patriarcado y el machismo matan.

55. Porque el patriarcado y el machismo explotan, subordinan, colonizan, humillan, maltratan, despojan de sus derechos y de su libertad a millones de mujeres y de niñas día tras día.

56. Porque el colonialismo no ha desaparecido y se reinventa cada día en las estructuras racistas, patriarcales y sexistas de nuestras sociedades.

57. Porque la discriminación de género atraviesa la industria del espectáculo, con salarios y oportunidades diferencias entre hombres y mujeres.

58. Porque en los grandes museos y galerías de arte del mundo, casi la totalidad de los desnudos son femeninos y porque casi no existen obras de arte producidas por mujeres.

59. Porque las prácticas homofóbicas, sexistas y machistas también atraviesan los medios de comunicación, donde las mujeres son minoría como presentadoras, como firmantes de las principales columnas de opinión o como directoras de periódicos y canales de televisión.

60. Porque hoy se forman miles de mujeres como periodistas, pero la mayoría de los que ejercen la dirección y el control de los medios de comunicación son hombres.

61. Porque en las películas, en promedio, las actrices hablan un tercio que los actores.

62. Porque las películas, muy pocas veces, las dirigen, las escriben o las producen mujeres.

63. Porque en los festivales de música, cantan y tocan casi exclusivamente los hombres.

64. Porque en los medios de comunicación, en el cine, en el teatro, en la radio, en la televisión y en los festivales de música, casi no se ven mujeres negras o indígenas, a no ser ocupando el lugar subalterno y secundario que les cabe a las mujeres negras e indígenas en casi todos los espacios de la vida pública.

65. Porque las mujeres son una expresiva minoría en el poder judicial y legislativo de casi todos los países del mundo.

66. Porque, en América Latina, más del 70% de los miembros del poder judicial y legislativo son hombres.

67. Porque apenas 20% de los cargos ministeriales latinoamericanos los ocupan las mujeres.

68. Porque a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, la destituyeron de forma sumaria y sin haber cometido ningún delito, en buena medida, por ser mujer y porque la clase política brasileña es eminentemente masculina, misógina, machista y racista.

69. Porque después del golpe, en Brasil, el gobierno fue apropiado por un batallón de corruptos inescrupulosos, constituido exclusivamente por hombres blancos, algunos de ellos procesados por ejercer prácticas esclavistas.

70. Porque América Latina llegó a tener 5 presidentas mujeres y hoy no posee ninguna.

71. Porque en gran parte de los países de América Latina, la representación política de las mujeres ha disminuido a medida que la democracia se ha estabilizado.

72. Porque, aunque las leyes de cuotas ayudan a mantener cierta presencia de las mujeres en los parlamentos, actualmente, la representación femenina no supera el 24% a nivel mundial.

73. Porque las políticas públicas, como los propios presupuestos nacionales, se siguen diseñando sin tener en consideración una perspectiva de género.

74. Porque el presidente de la nación más poderosa del planeta es Donald Trump.

75. Porque Donald Trump es sexista, misógino, machista, supremacista peneano, prepotente, falocrático, abusador, racista, prejuicioso y androcentrista. Y porque un examen rápido del comportamiento público del presidente de la nación más poderosa del planeta nos permite observar que Donald Trump posee algunas fobias que lo han vuelto: xenofóbico, heterofóbico, homofóbico, venustrofóbico, eurotofóbico, eleutherofóbico, menofóbico, ginecofóbico y phalacrofóbico. Además, que es bibliofóbico, ideofóbico, políticofóbico, sociofóbico, epistemofóbico, gnosiofóbico, philosofóbico y didaskaleinofóbico, lo que explica, al menos en parte, todas sus fobias. Si fuera katagelofóbico, el mundo estaría más seguro. Pero no lo es.

76. Porque Marine Le Pen podría llegar a ser algún día presidenta de Francia.

77. Porque los partidos políticos de derecha son machistas.

78. Porque los partidos políticos de izquierda, casi siempre, también.

79. Porque los sindicatos corporativos y conservadores son machistas.

80. Porque los sindicatos combativos y clasistas, casi siempre, también.

81. Porque el sexismo, el abuso sexual y las prácticas misóginas pueden infiltrarse inclusive en las organizaciones más progresistas, si ellas no están atentas y cuidan con empeño y rigor la acción de sus dirigentes, funcionarios y voluntarios.

82. Porque América Latina es la región del mundo con mayor extensión de latifundios y porque éstos se basan en un principio de concentración de la propiedad profundamente injusto en términos sociales y de género. En la región, más del 50% de la tierra está en manos del 1% de los propietarios, todos ellos hombres. En Perú, Chile y Paraguay, más del 70% de la tierra está en manos del 1% de los propietarios, también más del 97% hombres.

83. Porque cuando hay paro y desempleo, las mujeres lo sufren de forma más intensa.

84. Porque el 29% de las mujeres latinoamericanas con más de 15 años carece de ingresos propios, mientras que el 13% de los hombres latinoamericanos se encuentran en esta situación.

85. Porque esta situación es aún mucho más grave en países como Guatemala, donde el 51% de las mujeres mayores de 15 años no tiene independencia económica, en contraposición al 14% de los hombres que tampoco la tienen.

86. Porque en Uruguay, el país menos desigual de Latinoamérica en términos de ingresos, las mujeres son tres veces menos independientes económicamente que los hombres.

87. Porque hay más de 110 millones de niños que no van a la escuela. Y porque 90 millones de ellas son niñas.

88. Porque, aunque las mujeres han incrementado su participación en el sistema educativo, llegando inclusive a superar a los hombres, en muchos países, su educación no ha permitido cerrar la inmensa brecha salarial de género existente.

89. Porque el tener más años de estudio no elimina la desigualdad económica en Latinoamérica. 17% de las mujeres con más de 13 años de formación no poseen ingresos propios.

90. Porque, en América Latina, la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 16%.

91. Porque Europa, con mucho mayor de desarrollo económico relativo, también posee una brecha salarial del 16% entre hombres y mujeres.

92. Porque esa brecha no disminuye cuando aumenta el nivel educativo de las mujeres, sino que aumenta, mostrando, con brutal elocuencia, que la injusticia social tiene un profundo sentido sexista. En Latinoamérica, las mujeres con más formación ganan en promedio 25% menos que los hombres con el mismo nivel educativo.

93. Porque, en todo el mundo, el trabajo de cuidado que realizan cotidianamente las mujeres no es reconocido ni recompensado. En América Latina, los tres países donde las mujeres trabajan en promedio más horas no remuneradas a la semana son: México (54 horas), Costa Rica (51 horas) y Argentina (43 horas). El país de la región con la menor brecha de horas trabajadas y no remuneradas entre hombres y mujeres es Uruguay, donde los hombres trabajan menos de la mitad de las horas no remuneradas realizadas por las mujeres. En contraste, en Guatemala los hombres trabajan únicamente el 15% de las horas trabajadas por las mujeres y no remuneradas.

94. Porque el sistema científico también suele reproducir los mecanismos de discriminación de género, silenciando, despreciando u ocultando la gran contribución que realizan las mujeres en los procesos de innovación e investigación para el desarrollo.

95. Porque el número de mujeres rectoras o directoras de grandes instituciones de investigación académica. nunca ha dejado de ser marginal.

96. Porque en muchos países de América Latina se persigue a las maestras y a los maestros que enseñan derechos humanos y reproductivos en las escuelas.

97. Porque exigimos #NiUnaMenos y porque #VivasNosQueremos

98. Porque este 8 de marzo, muchas mujeres no han podido hacer huelga, aunque hubieran querido.

99. Porque este 8 de marzo, muchas mujeres que se podrían haber sumado a la huelga, siquiera se han enterado de que la huelga existía.

100. Porque el 8 de marzo, millones de mujeres se multiplicaron y fundieron en un grito de dignidad, justicia y libertad. Un grito movilizador para que el mundo, de una vez por todas, comience a ser un espacio en el que quepamos todas y todos, un territorio donde podamos convivir en la más irrestricta, diversa y radical igualdad.

Laura Lopresti es enlace de CLACSO en Barcelona y miembro de la organización feminista catalana Dones Juristes. Pablo Gentili es secretario ejecutivo de CLACSO, profesor de la Universidad del Estado de Río de Janeiro y coordinador de este blog.
Fuente: https://elpais.com/

Deja un comentario